Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Asociacionismo: ¿Víctima o verdugo?

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 23 de agosto de 2012

 

En situaciones extremas, la historia nos dice que una estrategia de los verdugos es intentar que alguna de las víctimas, de moral distraída, digamos, se convierta en verdugo si quiere salvar su vida. El ejemplo más conocido de la historia  es el de los guardias judíos que ejercían como guardias en los guettos y campos de concentración nazis. Algo así pasa con el asociacionismo en España actualmente. Me explico.

 

Hace unos días, estuve hablando con el Presidente del CERMI Castilla y León, José Luís Arlanzón, el cual me dibujó el panorama asociativo al que vamos con las políticas del PP. Veamos.

 

En primer lugar, me insistió en que vamos a la beneficencia, como ya dijo en público hace unos días. Eso es así porque las políticas del Gobierno del PP se centra en las personas, ignorando a las organizaciones sociales que representan a las personas afectadas. De esta forma, se ataca al asociacionismo y se le quita el poder que le da el estar organizado, dejando en manos del Gobierno de turno lo que se da o no se da a las personas usuarias.

 

Por esas declaraciones, dicho sea de paso, recibió una “oportuna” llamada del Gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León recriminándole el haber hecho esas declaraciones.

 

Por otro lado, Arlanzón, me dibujó un futuro asociativo en el cual hay varias empresas que están deseando hacerse con el negocio que representa el copago que van a provocar los recortes sociales del PP en materia de Dependencia y Servicios Sociales. Y en esa situación, según él me comentaba, la única solución de las Asociaciones es convertirse en empresas que gestionen estos servicios sociales, algo como ya estaban haciendo, pero sin ni siquiera financiación pública, sino teniendo que cobrar los servicios a sus usuarios.De ese modo, las asociaciones pasan de ser una subcontrata pública de las administraciones, lo cual ya era malo, ya que no era esa su función, sino la reivindicativa, a ser las empresas a través de las cuales se privatice la Dependencia y los Servicios Sociales. De lo contrario, otras empresas les quitarán ese papel.

 

Así es como, si las asociaciones quieren sobrevivir, deberán ser las encargadas de exprimir a las familias humildes que lleguen a ellas buscando ayuda por recibir unos servicios que debería dar el Estado del Bienestar. Esto es aún más preocupante si pensamos en el grado de profesionalización de las asociaciones y que la mayoría de profesionales de estas asociaciones son personas sin discapacidad contratadas y que se juegan su trabajo. Por lo tanto,  estos profesionales no duraran  en transformar las asociaciones en empresas, dejando totalmente desprotegidas a las personas más débiles.

 

En fin, así están las cosas. Habrá que hacer algo.

 



 

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.