Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Cambio de Sistema de Servicios Sociales y Su repercusión en la discapacidad

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 27 de marzo de 2013 

 

En política hay dos formas de observar: a corto plazo o a vista de pájaro. O lo que es lo mismo, podemos denunciar recorte por recorte, o descubrir y denunciar la estrategia que hay detrás. Pero, ¿cómo afecta esto a la discapacidad?, ¿qué consecuencias tiene? Me explico.

 

Todos los días vemos en las noticias que hay recortes en distintas materias sociales. La gente, a impulsos se va moviendo por circunstancias concretas: unas urgencias, una escuela, las ayudas a la dependencia, la ayuda a domicilio, etc, etc… Esto, aún siendo un problema no es la enfermedad, sino el síntoma. Es como tomarse una aspirina para el dolor de una pierna rota, sin escayolarla.

 

Con esta crisis, la derecha occidental tiene la excusa perfecta para recortar el Estado del Bienestar. “Queremos asegurarlo” –dicen-, pero la realidad es que lo recortan. Lo hacen bien por ideales, ya que creen que lo privado es lo mejor gestionado, o bien simplemente por el interés, para repartirse esos yacimientos de negocio, sin importarles un pimiento quien pueda acceder a ese servicio. Ahora bien, ¿qué hacemos con quien no puede pagar lo que les ofrecemos –piensan-, tienen que vivir, sino nos llamarían nazis. Ya está, convertimos lo público es Sistema de Asistencia y Caridad. Y si, pueden echar marcha atrás en algunas cosas, pero el plan sigue su rumbo. En el caso de de España, hay que sumarle la tradición judeo-cristiana de la derecha española con su sesgo machista y caritativo.
Pero, ¿cómo afecta esto a la discapacidad? Bien, veamos.

 

En el caso de la discapacidad, estamos hablando de un colectivo que en su mayoría no ven sus derechos como tales, sino como asistencia social fruto de un gesto gracioso de las autoridades. La discapacidad se ve como algo negativo, por lo que hay falta de autoestima, por lo tanto, no se lucha por los derechos sociales. Por otro lado, hay que pensar que, en el caso de las personas dependientes, la mayoría de las cuidadoras son mujeres. Eso se traduce en lo siguiente:

 

En primer lugar. La pasividad y falta de auto estima del colectivo, permite reforzar al PP la idea de que solamente merecemos caridad, si no tenemos dinero para pagar unos servicios dignos que serán prestados por empresas amigas.

 

En segundo lugar. El movimiento asociativo, ya profesionalizado durante los veinte últimos años y con un carácter, en su mayoría, meramente asistencial, tiene a sus espaldas miles de euros de deudas, contraídas al intentar salvar su propia plantilla e infraestructura. Con este panorama, no les queda tiempo para reivindicar nada público, sino más bien intentarán salvar su propia subsistencia, manteniendo la boca cerrada y recibiendo las pocas subvenciones que queden. Cuando esto no funcione y entren en banca rota, aquellas asociaciones que puedan se convertirán en empresas sociales y se llevarán su trozo del pastel.

 

La tercera pata de este plan precisa de la participación familiar y el consecuente retroceso en la emancipación de la mujer. Ya está pasando, muchas personas con discapacidad, con el nuevo Decreto de Precios Públicos están optando por salir por los centros residenciales y vivir de nuevo con sus familias. ¿Quién va a atender a esa persona? Exacto, la madre. Adiós a la vida profesional, a la vida social y a la vida en general, tanto de la persona con discapacidad, como de su progenitora. 

 

Ante ese panorama, solamente veo dos esperanzas. 

 

Una las Plataformas sociales que de forma espontánea están surgiendo. Sin subvenciones, sin personas liberadas, sin clientelismo.

 

Otra es la lucha política dentro de los partidos de izquierdas de las propias personas con discapacidad y sus familias, para impedir en lo posible el desmantelamiento de lo poco público que queda. Y lo que es casi más importante, establecer un plan de restitución cuando se vuelva al poder.
Estas dos formas de lucha se necesitan mutuamente, no pueden ir separadas.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.