Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Canarias y la alarmante situación de la dependencia

Ed. Diario Progresista, 23 de enero de 2014

 

Vaya por delante que no puedo más que sentirme orgulloso de los nombres que Canarias ha dado al socialismo español, nombres como Carla Antonelli, Pedro Zerolo, (al cual mando un fuerte abrazo en estos difíciles momentos); y otros menos conocidos como Laura Armas, quien me informado para esta columna. Pero me temo que en esta ocasión me toca dar un tirón de orejas a mis compañeros y compañeras de esas tierras. Me explico.


Hace unos días, estaba yo viendo las noticias cuando me encontré con una noticia alarmante, unas 400 personas dependientes siguen hospitalizadas teniendo el alta hospitalaria. A reglón seguido, me encuentro con las chuscas declaraciones del Presidente canario, Paulino Rivero: "Es una cuestión cultural". Pero lo más terrible estaba por venir, cuando Juana María Reyes, Directora del Servicio Canario de Salud, aclaró sus palabras diciendo que estas personas no eran recogidas porque sus familiares no las podían atender. Ahí estuve a punto de entrar en pánico. En España, en 2014, personas eran abandonadas por sus familias, ¡por no poder atenderlas! Un sentimiento de profunda tristeza me invadió, pensando en ese familiar que se ve obligado a dejar a su ser querido en un hospital, y en la sensación de abandono de esa persona dependiente.
Con estas noticias, me pongo en contacto con mi compañera y amiga Laura, quien, entre otras cosas, me informa de que en Canarias gobernamos en coalición con CC (Coalición Canaria). Acto seguido, hablo con el amigo José Manuel Ramírez, Presidente de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, quien me dijo que no era nada nuevo, que venía de lejos, y me informó que en toda España se han cerrado 1.192 camas en residencias en un mes, una cada cuarenta minutos.

 

Bien, no dudo ni por un segundo que lo que pasa en los hospitales canarios es culpa de los recortes del Gobierno de Rajoy en Atención a la Dependencia. De hecho, prácticamente Ana Mato ha derogado la Ley de forma tácita. Entiendo que mis compañeras y compañeros de Canarias no quieran tapar las vergüenzas del PP poniendo más dinero del que les corresponde como Comunidad Autónoma. Pero los y las socialistas lo somos pese a la ruindad de la derecha, no debemos escudarnos en ella como el niño que apuntando a su compañero dice: "ha empezado él". Como socialistas tenemos la obligación velar, de forma fraternal, por el bienestar y la igualdad de todo el género humano, sea cual sea su condición y situación.

 

Por todo ello, pido a mis compañeras y compañeros de Canarias que busquen soluciones para esas 400 personas dependientes abandonadas en centros hospitalarios, y presionen a sus socios de Gobierno para llevarlas a buen fin. Un centro hospitalario no es un lugar digno para vivir.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.