Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Contrato Social con los y las 50.000

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 6 de diciembre de 2012

 

Como político en pruebas, con la “L” aún puesta y como veterano del Movimiento Asociativo, con 16 años de experiencia, quiero comprometerme. Quiero comprometerme con las 50.000 personas que salieron a la calle hace unos días en favor de los derechos sociales y civiles de las personas con discapacidad. Lo hago, porque las personas con discapacidad y sus familias han demostrado ir por delante de mí y de todos los cargos asociativos y políticos, evidenciando la faceta política de la discapacidad. Me explico.

 

El pasado día 2 de diciembre, me sentí orgulloso del colectivo de personas con discapacidad. Por fin, después de años de clientelismo 50.000 personas anónimas, entre afectados y afectadas, trabajadores y trabajadoras y familias, se echaron a la calle. Defendían lo suyo, el bienestar de ellos mismos, sus familiares y sus personas usuarias.

 

Esto, en otros colectivos sería algo normal. Pero, como he dicho en varias columnas anteriores, en el caso de las personas con discapacidad no es tan normal por dos motivos: El consenso, (hasta hoy y en diferentes formas), en proteger a las personas con discapacidad. Por otro lado, la visión de la discapacidad, (incluso para algunas de las propias personas afectadas), como carga y no como características de personas sujetas a derechos.

Acto seguido, la Sra. Cospedal se apresuró a salir diciendo que espera que esta manifestación no fuese política. “Vuelta Perico al torno”, ¿cuántas veces lo tendré que repetir? Se ve que la Sra. Cospedal se perdió ese capítulo de Barrio Sésamo. En fin, una vez más haré de Coco:

 

1.- Partidismo, no es igual a política y viceversa: Ningún partido de izquierdas ha manipulado a esa gente, es más, a mí me han pillado a contrapié y me sumo a estas personas. Pero esas 50.000 personas han salido a defender un modelo político y no es el suyo.

 

2.- Todo es política, (organización de los asuntos de la Polis), la discapacidad no es diferente. Es más, yo diría que es política con más motivo que en el caso de otros colectivos, ya que afecta de manera más evidente a cuestiones presupuestarias, de política fiscal, etc, etc… No solamente afecta a los derechos civiles, sino que en nuestro caso, los derechos civiles, no se pueden garantizar sin derechos sociales que den seguridad.

 

Una vez sabemos que la nuestra es una materia política y antes de que me pueda llamar político, propongo a las 50.000 personas del 2 de diciembre ser su voz en la defensa de sus derechos sociales y civiles. A cambio, ellos seguirán el camino que han iniciado. Este pacto quedará sin validez cuando no se persigan el bien común de la mayoría de personas afectadas y sus familias, cuando sea más importantes las estatuas que a los derechos, o cuando se digan cosas como “no queremos molestar”.
¿Quién acepta el trato?
  
 

 

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.