Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

De Primos a Papagenos

Ed. Diario Progresista, 6 de diciembre de 2014

 

Ya os hablé en una columna anterior de los actuales Primos de la política. En ella hablaba de como D. Diego de Acebedo, posaba orgulloso con su libro gordo al ser ascendido de bufón de la Corte de Felipe IV a Guardián del Sello Real. Pues bien, hechos recientes de la política española, dejan ver un nuevo personaje con discapacidad en las izquierdas de este país, el Papageno. Me explico.

 

La derecha española sigue dando papeles a la discapacidad que, aunque pudieran parecer de renombre, internamente vienen a ser decorativos. ¿Alguien ha oído hablar del Diputado Bayo o de Director General de Discapacidad, Ignacio Tremiño? ¿Se han escuchado sus opiniones en los medios? Esto, en circunstancias democráticas normales podría llegar a ser hasta bueno, estos señores se limitan a hacer su trabajo. Pero en clave interna, desgraciadamente, en el PP denota el poco peso específico de estas personas en el partido. ¿Un colaborador directo de Ana Mato que despacharía con ella frecuentemente no se enteraba de lo que ocurría en la sede de Génova 13? Pues sí, desgraciadamente para el empoderamiento de las personas con discapacidad, no lo dudo. Ya ni quiero mencionar otros casos donde la utilización de la discapacidad es más escandalosa. Esto indica que la derecha sigue con la visión de la discapacidad como Primos.

En la izquierda se ha avanzado un poco más, hemos pasado de la figura del Primo, a la figura de Papageno (Pajarero). El Maestro Mozart concibió el personaje de Papageno en su Flauta Mágica como el contrapunto cómico del héroe que va a ser iniciado. Un fiel escudero que representa al hombre llano y sencillo del pueblo que será recompensado por su trabajo de ayuda al héroe con cosas más o menos sencillas como el amor en el caso de Papageno, o una ínsula en el caso de Sancho Panza, por ejemplo.

En el caso de Papageno hay una mayor cuota de poder que en el caso del Primo, pero siempre como poder delegado por el líder, como eco de este, como su “Miniyo”. Esta figura, tiene determinado peso organizativo y, al contrario que el Primo, el Papageno si participa en la vida de la organización, teniendo una determinada cuota de poder propio. El problema surge cuando el Papageno lleva la contraria al héroe que va a ser iniciado y encumbrado por las masas. Cuando el Papageno se cree que es un contrapoder con identidad propia, es cuando este queda en evidencia y desaparece de la foto, como se suele decir.

En fin, que cada cual se sienta identificado con quien quiera, mientras tanto yo me convertiré en Claudio cuando llegue el momento.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.