Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

En discapacidad, tampoco es lo mismo

Hace ya tiempo, mi amigo Shangay Lily, en su “Palabra de artivista”, en la web de Público, explicaba a aquellas personas que alegremente entonan aquello de “PP, PSOE, la misma mierda es”, que estaban equivocadas. Hace tiempo, desde que Zapatero se puso al frente del partido, que sospecho que esa afirmación es falsa y estos días lo he acabado de confirmar. Y más, si hablamos de discapacidad. Como siempre, os explico.

 

Es evidente que, tras los ataques furibundos del PP a la dependencia y la defensa cerrada del PSOE de la misma, no podemos decir, sin faltar a la verdad, a la salud mental y/o a la decencia política, que PP y PSOE sea lo mismo. Eso, sin contar la integración académica, los novedosos métodos y filosofías pedagógicas, los avances en servicios sociales, la creación de las Pensiones No Contributivas, los avances en sanidad, etc, etc…Evidentemente, no es que los y las socialistas seamos mejores personas que nadie, es simplemente una cuestión de diferencia teórica llevada coherentemente a la práctica.

 

Pero hoy no es de eso de lo que quiero hablaros, sino del germen que eso ha creado y que está dando sus frutos. Cuando alguien es educado en la idea de que las políticas sociales no son un privilegio, ni una limosna, sino un derecho, luego pasa la que pasa, que van y se lo creen oye.

 

Eso es lo que ha pasado hoy con dos jóvenes dirigentes socialistas, que junto a un servidor, han dicho basta, han dicho que al PSOE nadie le va a callar después de denunciar las amenazas por parte de la Junta de Castilla y León que han sufrido las asociaciones de personas con discapacidad que han osado levantar la voz públicamente. Esto es lo que diferencia el hecho de participar en un partido, del hecho de hacer de elemento decorativo del mismo:

 

En el P.P. las personas con discapacidad sirven para justificar sus políticas, aunque estas vayan claramente contra sus intereses. Unas veces, lo hacen sirviendo de testimonio vivo antiabortista y otras veces como señores “importantes” y trajeados. Pero en ambos casos, sin una pizca de crítica interna ante las políticas de su partido, o bien sin apoyo para hacer que su peso específico dentro del partido las haga cambiar. Digo esto último, porque no me cabe en la cabeza que ninguna persona con discapacidad apruebe lo que el PP está haciendo y lo justifique voluntariamente.

 

Sin embargo, en el caso del PSOE, las personas con discapacidad que participamos, lo hacemos con convencimiento ideológico, avalado por la historia reciente de nuestro país y lo más importante de todo, sabiendo que estamos ahí defendiendo unos derechos que hemos ido consolidando durante décadas y que ahora nos toca defender en primera persona. No somos amigos de nadie, somos compañeros de todos, por lo tanto, estamos aquí por derecho propio y por lo tanto, si tenemos algo que decir, lo diremos libremente. Lo haremos así, porque creemos en los derechos, no en los favores, ni en la caridad. 

 

Dicho esto, creo que, aunque defendamos el mismo sistema, (de momento, la historia no ha encontrado otro viable), no, no es lo mismo. En la discapacidad, tampoco.











Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.