Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Identidad, orgullo, conflicto y discapacidad

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 29 de agosto de 2013.  

 

      

           No suelo ser yo muy amigo de hacer filosofía política pura en mis escritos, pero últimamente he visto varios escritos sobre el orgullo y la identidad de las personas con discapacidad. Parece ser que la tendencia actual, incluso en medios progresistas, es renunciar a las etiquetas de las entidades. Pues bien, lo siento pero yo me niego a unirme a ese coro, como diría el publicista Risto, “yo no lo compro”. Me explico.

 

            “¡Ni patrón explotador, ni obrero envenenado!”, gritaban los falangistas por la calles. ¿Quién les iba a decir a los chicos de Primo de Rivera que décadas más tarde esa misma idea triunfaría de la forma que ha triunfado? Esa es el gran logro del neoliberalismo, eliminar los conflictos a base de eliminar las identidades, me quito el sombrero. Ya nadie se atreve a hablar de lucha de clases o de solidaridad obrera, por ejemplo. En cuanto alguien en un debate habla de ese concepto, los voceros y voceras de la derecha se le tiran al cuello.

 

            Sigamos con el movimiento obrero como ejemplo. El sindicalismo sin la idea de identidad oprimida no habría conseguido ni la mitad de logros de los que ahora disfruta la clase trabajadora. Esos logros se consiguieron porque se sometió la identidad individual por la colectiva, planteando un conflicto de clases. Es cuando esa identidad de clase se ha difuminado, cuando el movimiento sindical ha ido perdiendo derechos por no conservar la solidaridad de clase.

 

           Eso ocurre con las identidades de todos los colectivos oprimidos por la mayoría social, política o económica. Ser equidistante con quien oprime y quien es oprimido, no es otra cosa más que justificar al poderoso, por mucho que se pinte de teoría filosófica o columna en un medio progresista. Es más, si se hace eso, mi reacción inmediata es dudar de la persona que esgrime esos argumentos. Pensaría a quién están sirviendo esas personas y a quien están traicionando.

 

           En el caso de la discapacidad, mantener ese argumento es abortar un conato de solidaridad y orgullo colectivo. Como si este colectivo no fuese ya suficientemente individualista, algunos de sus líderes sociales y de opinión van y hablan de eliminar el poquito orgullo que se está consiguiendo. ¿Como pretenden que así se avance? En fin.

 

           Si, si, si. Ahora me podéis llamar anticuado, sectario, encorsetado. Pero yo sé quien es mi gente y no pienso dejarla tirada. De lo contrario, la caridad sustituirá a los derechos. ¿Es eso lo que queremos?  

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.