Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

La historia de los García-Pérez

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 15 de agosto de 2013

 

           Os voy a contar una historia, una historia que puede ser la historia de cualquier persona con discapacidad y/o dependiente y su familia en cualquier pueblo de los más de 1.200 pueblos de una provincia como la mía, Burgos.

 

            Joaquín García, trabaja en el campo al tener que volver a las tierras por no tener trabajo en la capital. Hace ya un año, Joaquín tuvo que vender su casa en el barrio obrero de Gamonal y volver a su pueblo, a casa de su madre , Eugenia, de ochenta y cinco años, viuda y con un Grado III de Dependencia.

 

Antes, Eugenia podía pagar a duras penas a una persona que la iba a limpiar dos horas al día con poco más de 300 euros de la Ley de Dependencia, ahora esos 300 euros han pasado a ser 31, por lo que ha tenido que prescindir de la persona que la iba a ayudar ya que tiene que reservar su pequeña pensión de viudedad para comer y para los gastos de la casa. Ante esta situación, Eugenia tiene miedo de tener un accidente doméstico y morir sola en su propia casa, hasta ahora tenía la seguridad de tener un botón de teleasistencia, ahora no tiene ni eso.

 

Sara Pérez, la mujer de Joaquín, tuvo que dejar su empleo en una fábrica de plásticos para cuidar de su hijo, Ramón, ahora un joven con discapacidad y, al igual que su abuela, con un Grado III de dependencia. Sara, en compensación de la pérdida de su empleo y toda una vida de cuidados a Ramón, tenía la esperanza de poder acumular al menos la cotización mínima para poder tener en unos años una pensión de jubilación; pero ni siquiera puede tener eso, a no ser que se lo pague de su bolsillo.

 

Ahora, la Trabajadora Social del pueblo de los García-Pérez, les ha dado más malas noticias. La llegan noticias de que no sabe si volverá a poder visitarles, al ser un pueblo de menos de 20.000 habitantes, el Ayuntamiento tendrá que prescindir de ella. Cree que tendrán que acudir a Burgos para cualquier consulta sobre Eugenia o Ramón, aunque aún ignora si tendrá que acudir a la Junta o a la Diputación. Lo mismo ocurre con las pocas horas de Ayuda a Domicilio que recibía Eugenia.

 

Para colmo, Eugenía, enferma de diabetes, para que se la recete su medicación, tendrá que ir todos los meses al pueblo de 40.000 habitantes más cercano. Por otro lado, esperan que Ramón no tenga más crisis, si es así, tendrán que hacer 40 kilómetros en su coche privado hasta el hospital más cercano.

 

Este es un ejemplo teórico, pero estoy seguro que mucha gente de los miles de pueblos se habrá visto identificada, al menos en alguna de sus partes en este ejemplo. Este es el panorama que nos reserva la reforma de la Administración Local del PP. Sinceramente, ya no me quedan ganas de incidir en los peores aspectos de las actuaciones de este Gobierno, la realidad, pura y simple es ya lo suficientemente mala. Sobran las palabras.

 

 

 

 

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.