Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

La renovación, el socialismo y la discapacidad

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 25 de octubre de 2012

 

Mucho se está hablando últimamente de la debacle del PSOE, de renovación, de caras nuevas de nuevas ideas y de un socialismo del s.XXI. Pues bien, yo creo que hay una confusión, se ha confundido ideología con el objeto de la misma, la sociedad en toda su diversidad, incluidas las personas con discapacidad. Ahora, como siempre, me explico.

 

Dudo mucho que el tipógrafo Pablo Iglesias y el pequeño grupo de personas que fundaron el PSOE en el Restaurante Casa Labra en 1879, llegasen a pensar que un día un chico en una silla de ruedas motorizada, diese una rueda de prensa ayudado por un artilugio mecánico parlante bajo las siglas de su partido. Pero, no tengo ninguna duda que a ese grupo de caballeros de bien, razón y ciencia les hubiera entusiasmado tal novedad científica, espoleando su inquietud y viendo un millón de puertas abiertas.

 

Sin embargo, también digo que esos mismos caballeros, no cambiarían un ápice sus principios y su ideología, es más, harían que la misma asimilase esa nueva realidad y, sin duda, lo haría sin problema ya que esas novedades se basan en la razón y proporcionan una mayor igualdad de oportunidades.

 

Eso es lo que algunos de mis compañeros y compañeras confunden tomando como progresismo y apertura ideológica, lo que es disolución de la misma en un puré ideológico que no reconoce, (nunca mejor dicho), ni su padre. Ese tipógrafo que pasaba las noches en su sótano, entre sus imprentas con las manos llenas de tinta, la cabeza llena de nuevas ideas y el corazón lleno de ilusión no entendería lo que han hecho con sus siglas.

 

Estamos en el s.XXI, si. La realidad es diferente, también. Yo soy el primero que dice que esta sociedad no es la sociedad industrial, claro que eso cambia cosas. Por ejemplo, la clase obrera no es la que era, no es esa masa mayoritaria en la sociedad cuya fuerza era la unión. Ahora, ni siquiera se sabe que es clase obrera y clase media. Desde mi punto de vista, actualmente, la clase obrera no es una clase como tal, si nos guiamos por criterios económicos, ya que hay trabajadores por cuenta ajena acomodados y gente sin recursos económicos que no trabajamos. Pero sigue habiendo una mayoría de parias de la tierra y eso es lo que importa, ser fuerte con el fuerte y servir al menos favorecido.

 

Ni que decir tiene, que un cambio mucho menor es el soporte y el canal de las ideas, por mucho que se compare Internet con la imprenta, no tiene el mismo efecto histórico. Por un lado, hay una brecha digital cada vez mayor entre ricos y pobres; por otro lado, de nada sirve un canal muy rápido si no hay ideas que circulen por él y las actividades diarias, las fotos de viajes, los cumpleaños y los PowerPoint de gatitos no cuentan como ideas y menos como ideas para cambiar mundo.

 

En definitiva, lo primero son los principios y las ideas, esas no deben cambiar. Son los actores quienes cambiamos en esta película, el guión sigue siendo el mismo que en 1879. No nos pasemos de “modernos” y seamos serios.


Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.