Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

"Ley mordaza" y discapacidad

Ed. Diario Progresista, 27 de marzo de de 2015.

 

El Congreso de los Diputados aprobó el pasado 26 de marzo la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como "Ley mordaza" y mucho se ha hablado en estos días y antes incluso sobre esta Ley. Pero yo quería llamar la atención sobre el hecho de que la gran discapacidad puede entrar en la aplicación de esta Ley y las consecuencias que esto puede tener. Me explico. 

Hasta ahora, como bien sabe mi buen amigo Jaume D`Urgell y otros viejos amigos y amigas, para que te detuviesen, te multasen con una fuerte multa y te amenazasen con prisión de no pagarla, hacía falta trepar por la cornisa de un Ministerio y cambiar una bandera postfranquista por la que, a mi parecer, es la legítima bandera española. También podías ponerte un buzo, una careta y unos guantes blancos y colgarte de algún edificio, o hacer cualquier otra “performance”. Mucho esfuerzo para una persona con Gran Discapacidad. ¡Qué pereza! 

Pero parece que ahora por actos mucho más pasivos como sacar una foto a los agentes con el móvil u obstaculizar la entrada de un edificio oficial, por ejemplo, también te pueden multar con fuertes multas. Algunas de estas acciones las podemos hacer personas con Gran Discapacidad, incluso mejor que otras personas. ¿Saben los señores agentes cuanto pesa una silla de motor bloqueada? Esta situación me lleva a una serie de dudas.

Si se diese la situación, ¿cómo actuarían los agentes? ¿Optarían por el paternalismo y harían la vista gorda o actuarían como con cualquier otro ciudadano? En el primer caso, aparte de no gustarme por ser discriminatorio y poco normalizador, me parecería un error ya que aunque a nosotros/as no nos consideren un peligro, (cosa que ya es ofensiva y errónea), no estamos solos/as.

En segundo lugar, de seguir el procedimiento, ¿cómo se haría? En un coche patrulla, una silla a motor no entra y cualquier mala manipulación por parte de los agentes de la persona con discapacidad puede causar fácilmente lesiones y en algunas discapacidades, como la de los huesos de cristal, las lesiones pueden ser graves. Todo esto, como ya se sabe puede acabar con la petición inmediata de “Habeas Corpus” y un posible expediente a los agentes. Por otro lado, no creo que las furgonetas policiales estén equipadas con rampas y si intenta subir a peso una silla de motor con la persona encima puede conllevar lesiones lumbares y torcedura de tobillos y/o muñecas a los agentes y a su vez, posibles lesiones craneales a la persona detenida al vencerse el peso para atrás. Así que, haciendo de “abogado del diablo”, lo único que se me ocurre es pagar un taxi adaptado, siendo acompañado por uno o dos agentes y escoltado por un coche patrulla. Por supuesto, sin ser esposada la persona ya que la sería muy difícil dirigir la silla.

En tercer lugar, la pensión máxima de una persona con discapacidad es de unos 550 € al mes, evidentemente esta persona se declararía insolvente para pagar la multa impuesta y ante cualquier medida de reclusión, ¿quién atendería a esta persona en sus necesidades básicas?

Todas estas son cuestiones que quienes han hecho la Ley Mordaza deberán tener en cuenta tarde o temprano, ya que cada vez hay más personas con Gran Discapacidad, manifestándose ya sea de forma específica o no.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.