Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Lo personal es político

Ed. Diario Progresista, 21 de febrero de 2015.

 

Por suerte o desgracia, yo soy un todo, por lo que no puedo separar a mi persona de mis responsabilidades y mis circunstancias. Por eso, cuando me quejo por algo que parece personal, también es político. Me vais a perdonar lo gráfico de la expresión pero para mí hasta ir al baño es un acto político. Y es que yo soy un ser político por devoción y por obligación. Como diría José Ortega y Gaset: "Yo soy yo y mi circunstancia". Me explico.

 

Todas las luchas tienen algo de personal y subjetivo, ninguna lucha puede ser puramente ideológica, la rabia es un ingrediente imprescindible de la praxis, que a su vez debe retroalimentar la teoría, en un círculo vicioso de reflexión-acción, que nos lleve a la EVOLUCIÓN permanente. Pero para esa rabia hace falta unas causas objetivas y estás vendrán dadas por las circunstancias personales. Solamente la perfecta coordinación entre ideólogos/as, (personas a menudo que no se encuentran en la circunstancia objetiva, o es una persona privilegiada dentro de ella) y el colectivo en general que aportará la praxis podrá cambiar la realidad.

Pero en el caso de la discapacidad, rara vez esta se puede esconder, a pesar de algunos ridículos intentos que dan más pena que otra cosa, para que mis amigos/as afro me entiendan, yo no soy partidario de alisarme ni teñirme el pelo. Una silla de ruedas no se puede esconder por muy pegada al culo que esté, y una forma de expresarse no se puede corregir ni reprimir, que luego te queda trauma al auto rechazarte, sino que se lo digan a los gays mayores que vivieron el franquismo. En definitiva, que somos lo que somos y no lo podemos, ni debemos esconder. Como diría Monique Wittig, no nos debemos dejar definir por el otro, ni como la negación del otro: “¿Qué es una persona con discapacidad? Lo que no es una persona sin discapacidad”.

Partiendo de ahí, y siempre con unos límites lógicos, (yo no pido subir al Everest, ni hacer cosas que requieran un esfuerzo vacío de contenido comunitario), debemos buscar nuestra propia forma de participar en todos los ámbitos teniendo en cuenta nuestra diferencia. Puede que no se nos respete un día, dos, pero al tercero nos haremos respetar, encontraremos la forma. Pero para ello hace falta que un día nos situemos en la parte delantera del autobús, arropados por aquellas personas que quieran creer en nosotros.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.