Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Madrid, ¿qué bien resistes?

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 23 de mayo de 2013.

 

            Como madrileño consorte y urbanita convencido no se me ocurriría decir nada malo de esta ciudad de la que me enamoré y en la que me enamoré, seducido por su pluralidad. Por eso mismo, me resultó muy extraño que en Madrid no esté formada, que yo sepa, la Plataforma en Defensa de la Dependencia, si estoy equivocado ruego que me lo hagáis saber. Aunque, ahora que lo pienso, me temo que sé el motivo. Me explico.

 

             Si nos fijamos en el asociacionismo tradicional, vemos que, aunque en Madrid es un asociacionismo mucho más político que en otras ciudades, se ha estancado en la política institucional, en los despachos y la lucha de poder interno. De este modo, bien sea por el clientelismo o por el ego desaforado de quien quiere sentirse importante, el asociacionismo tradicional de Madrid no se atreve a protestar, o como decía el compañero Alfonso Guerra, no se atreven a moverse, hay que salir en la foto, trajeado y con muletas o silla de ruedas.

 

            Desgraciadamente, en la discapacidad se suele dar la actitud definida anteriormente debido a la falta de autoconfianza de las personas con discapacidad que nos empuja, en una mayoría a buscar el refrendo y protección del poderoso para sentirnos importantes. Esto nos sucede desde que “mi Primo” posó para Velázquez como guardián del Sello Real. Afortunadamente yo estoy vacunado contra ese mal debido a mi tendencia autodestructiva. Pero eso es otra historia.

 

            En cuanto al asociacionismo “moderno”, o lo que hemos llamado en una columna anterior “neoliberales libertarios”, están demasiado ocupados en predicar el mensaje de la vida independiente, rechazar la existencia de las residencias y apoyar las declaraciones del Ministro Gallardón, como para apoyar a una madre que defiende los derechos de su hijo, o a un padre que ha tenido que enterrar a su hijo después de dedicar toda su vida y los pocos recursos de los que dispone a él. En fin, de todos modos nunca apoyaron la llamada Ley de Dependencia.

 

            Solamente veo una esperanza en Madrid en la lucha de algunas familias por mantener abiertos Centros de personas con discapacidad. Puede que aquí esté el germen de una Plataforma Madrileña en favor de la Dependencia. Mientras tanto, iremos allí a manifestarnos las demás Plataformas.   

 

NOTA POSTERIOR: Después de escribir esta columna, se me comunicó que aunque con muy poca actividad, esxisten Plataformas en algunas localidades de Madrid. Lo ignoraba en el momento de escribir esta columna, lo siento.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.