Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

“Mamandurrias”, hambre, discapacidad y contradicciones neoliberales

E.D. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 16 de agosto de 2012.

 

Como Diplomado en Relaciones Laborales, me asalta una duda al oír el argumento del PP en cuanto a la supuesta falta de incentivos de las personas que cobran cualquier subvención o subsidio. ¿Qué punto de la pirámide de Maslow cree esta gente que cubren subsidios de entre 400 y 600 euros? Si a esto, le añadimos el agravante de la discapacidad, la cosa se vuelve más ridícula aún. Me explico.

 

En la Facultad me enseñaron que según la Organización Científica del Trabajo del Sr. Taylor, el hombre solamente tenía una motivación para trabajar, el dinero. A más dinero, más motivación, sin más. Y aunque más tarde, llegó el Sr. “Superlopez” y la Escuela de Relaciones Humanas y matizó que esa motivación era así hasta satisfacer ciertas necesidades materiales, dando paso más tarde a otras motivaciones como poder, o reconocimiento, pronto los trabajadores vieron que, aunque se les tratara de Ud., la explotación y la plusvalía eran las mismas.

 

Lo cierto, es que el capitalismo se basa en una realidad que yo creo que también es cierta: “Las necesidades y la ambición humanas son psicológicamente ilimitadas”. Siempre queremos más. De lo contrario, la mente humana se conformaría y el comunismo sería posible voluntariamente, simplemente aplicando la lógica y la empatía humanas. Y, por ejemplo, en Cuba no se pegarían por conseguir un ejemplar del “Hola” o de “El País” en los hoteles donde se alojan extranjeros. 

 

Siguiendo esa lógica, no entiendo como la derecha mediática pretende hacer creer que, por cobrar un subsidio, una P.N.C. (Pensión No Contributiva) o la Ley de Dependencia, alguien pierde los incentivos para buscar trabajo. Esto, demuestra un nulo conocimiento de la realidad de una persona con discapacidad y de lo terriblemente cara que es una vida con una discapacidad. Pero, también demuestra una profunda contradicción ideológica en la derecha. Si el Ser Humano siempre quiere más, ¿cómo se va a conformar con cobrar una pensión que apenas da para subsistir? Si eso fuese cierto, el comunismo sería el sistema platónicamente ideal, en el que todos y todas nos dedicaríamos a la contemplación mientras beberíamos en fuentes de ambrosía. Pero, sintiéndolo mucho por el bueno de Gordillo, esto no es así, el Ser Humano tiende a más.

 

En el caso de la discapacidad, esta necesidad material es mucho más apremiante ya que por ejemplo, la compra de una silla de ruedas en las CCAA que se subvencionan a posteriori, supone casi seis pagas de una P.N.C. media. A eso hay que sumarle las adaptaciones, la ayuda en la vida diaria, los tratamientos médicos, etc, etc…

 

Con este panorama y una tasa de paro mayor a la tasa de actividad, hablar “acomodo”, “colectivo subvencionado”,  “mamandurrias” o autoempleo, sinceramente, me parece un insulto a nuestra dignidad y un ataque a nuestra autoestima. 

 

Para poder mejorar una realidad hay conocerla señores, por eso yo llevo la silla en la cabeza y en el corazón. 








Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.