Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Mujer, discapacidad y política

Ed., Diario Progresista, 28 de diciembre de 2014

 

Como ya he leído y oído a más de un activista LGTB, uno de los grandes hándicaps de la izquierda es el machismo que aún, de forma encubierta arrastra. El mito del fuerte y luchador hombre guerrillero, algunas veces complementado con una cierta complicidad masculina, o incluso una cierta homosociabilidad, hace que la mujer quede relegada aún a un segundo plano en política. ¿Cómo afecta a este panorama la llegada de la discapacidad a la política? Me explico. 

 

 

Aunque, por supuesto, hay ejemplos mundiales de mujeres poderosas de derecha a izquierda a lo largo de la historia, por desgracia, la norma actual suele ser que la mujer en política está en segundo plano orgánicamente y en cargos públicos. En la derecha esto es evidente, aunque existan mujeres fuertes el partido, el poder es mayoritariamente masculino. En el caso de la izquierda, aunque se hacen listas cremallera y hay cuotas de poder, desgraciadamente los primeros puestos de la parrilla de salida son de varones en su mayoría.

Estas diferencias, no solamente se dan en los puestos de poder interno o externo, sino también en los temas que se tratan. Observo que, aunque no se diga abiertamente en la izquierda, como si se hace la derecha, la mujer se ve relegada a asuntos considerados secundarios, como los servicios sociales, la sanidad, la cultura, etc, etc…., quedando para los varones las tareas de Gobierno interno y externo, las políticas económicas, etc, etc… Esto, no solamente menosprecia a la mujer, sino que dice mucho del tipo de políticas que se priorizan en esta sociedad androcéntrica. Se prioriza la política de Estado y la macroeconomía frente a las políticas que ponen al ser humano, su cuidado, su crecimiento, su saber y su bienestar en el centro.

Con este panorama, algunas personas con discapacidad, varones y mujeres, empezamos a entrar de forma cada vez más numerosa en la política. En un primer momento, mientras estamos en las bases, son las mujeres quienes se suelen encargar de echar una mano a los compañeros y compañeras con discapacidad. Y cuando, empezamos a tener peso específico es en los mismos temas que han sido considerados “de mujeres”, ocupando su mismo espacio político que ellas. Ante esta situación, yo rechazo las “guerras de pobres” en la “segunda clase política” y reivindico un frente común con las compañeras para pasar a la “primera clase política”.

Reivindiquemos otra forma de hacer política, una política que sirva al ser humano y no se sirva de él. Renunciemos a siglos de política patriarcal de conquista, dominación y poder económico y hagamos políticas de respeto, diálogo, cultura, bienestar y crecimiento social.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.