Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Pan, circo, populismo y discapacidad

Ed. Diario Progresista, 17 de septiembre de 2014

 

Quien me iba a decir a mí que la actitud del CERMI en algo me iba a parecer ejemplar, pero así es. Y es que, como ya he dicho alguna vez, las personas con discapacidad han pasado de estar en un guetto burocrático intocable, a volver a ser expuestas como monstruos de feria y apuntarse a cualquier delirio populista que les de algo de esperanza. Y es que cuando la necesidad es mucha, la desesperación es más. Me explico.

 

 

Gracias a la presión política del CERMI, en esos “oscuros despachos” que tanto repudian algunos, un programa que vejaba a las personas con discapacidad en estado de extrema necesidad, como era “Entre Todos” ha sido retirado de la parrilla de la televisión pública federal. Aunque, lejos de castigar a su presentadora, tengo entendido que la han puesto al frente de otro espacio, pero eso es otro tema.

 

            El ejemplo de “Entre Todos” era el más sangrante ya que rozaba, sino incurría en un delito, concretamente el de “vejación a discapacitado”, pudiendo ser penado con de 10 a 20 días de multa, localización permanente de 8 a 10 días o trabajos para la comunidad de 5 a 10 días, según el artículo 620 del Código Penal. Pero lo peor es cuando la exposición es voluntaria, haciendo, en mi opinión, un mal uso de la patria potestad, exponiendo a menores a cambio de una ayuda técnica o la ayuda para un tratamiento médico. Aunque mayor culpa tiene quien dirige ese programa y obliga a la aparición en antena de esos menores con discapacidad, por contrato.

 

            Pero recientemente he visto otro fenómeno respecto a la discapacidad y la dependencia, el populismo y la demagogia política. Eso ocurre cuando cierto señor, de cierta formación política cuyo nombre no quiero publicitar, en una entrevista se limita a utilizar la dependencia para crear un discurso populista, subordinando el pago de las prestaciones a la dependencia a lo que se recaude con la lucha contra la corrupción, hablando solamente de autonomía personal, (ignorando a la mayor parte de personas dependientes, perceptoras de una prestación de Cuidados en el Entorno Familiar) y criticando el “excesivo gasto público”.

 

            En definitiva, la discapacidad ha salido del “armario burocrático”, si, pero directamente al fango político y mediático. Y es que la necesidad, la desesperación y el  aislamiento, conducen a esos experpentos. Solamente espero que, como pasó con el colectivo LGTB, pasemos de la sobreexposición mediática en los 90, al compromiso y la acción política con la llegada de líderes como Pedro Zerolo o Carla Antonelli. Lo malo es que nosotros no nos sobreexponemos como ejercicio de visibilidad, sino por necesidad y desesperación.

 

            En fin, mientras tanto yo seguiré con mi receta, trabajo político y social serio y discreto. No me veréis mucho en los papeles, pero espero que os beneficie mi trabajo.

 

 

 

 

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.