Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Quitando las caretas de la derecha

Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es) 4 de octubre de 2012

 

Durante un tiempo, algunas Comunidades del P.P. han intentado hacer de “poli bueno”. Comunidades como Castilla y León han utilizado la estrategia de la presunta moderación y lo que es peor, les ha funcionado. Han intentado hacer ver que estaban en desacuerdo con Génova, que eran gente razonable y que no eran como otras Comunidades, como su compañera Cospedal, por ejemplo. En la discapacidad y en la dependencia, esa imagen está cayendo. Me explico.

 

Por un lado, por fin lo han hecho, han dejado a las asociaciones sin recursos, desapareciendo la convocatoria de la Junta a entidades privadas sin ánimo de lucro, por completo en 2012. De esta de esta forma, se les niega a miles de personas sin los servicios que prestan estas asociaciones. La magnífica excusa del Gobierno de Castilla y León es la de “priorizar la atención individualizada”. Eso quiere decir que las personas con Discapacidad se sometan a la valoración de dependencia y con el dinero recibido, (muy poco o casi nada, si es que superan la valoración), paguen a las asociaciones sus servicios. 

 

Esto, conlleva primeramente la práctica desaparición de las asociaciones, haciéndolas competir con las empresas y obligándolas a tomar esa forma. De esa forma, las asociaciones pierden su sentido primario, ser organizaciones sociales que velan por los derechos de sus asociados.
En segundo lugar, esto conlleva una inevitable subida de la tarifa del servicio, al tener que competir en el mercado libre con gabinetes médicos y empresas de servicios sociales. Lo cual, solamente permitirá acceder al servicio a aquella persona valorada y con una prestación suficiente como para pagar el servicio, es decir, casi nadie. Además, lo que se destine a pagar servicios como logopedia, fisioterapia, etc, etc, no se destinará a pagar la atención diaria de las personas con discapacidad y dependientes.
Por si eso no fuese suficiente, la Junta de Castilla y León ha retenido 50.000 expedientes de personas dependientes y ha retrasado el pago a primeros del mes entrante. Y mucho me temo, que se aproveche la ocasión para hacer el recorte más brutal de la dependencia en Burgos, dejando la prestación prácticamente en nada.

 

Resumiendo. Las personas con discapacidad y dependientes en Castilla y León tendremos que pagarnos los servicios, los medicamentos y muy posiblemente los cuidados de la vida diaria.


Pero en el fondo, casi lo agradezco, prefiero que los golpes me lo den de cara, no que me apuñalen por la espalda. Doy la bienvenida al P.P. de Herrera a la política con mayúsculas. 


Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.