Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Risas y aplausos contra los más débiles

(Ed. Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), 12 de julio de 2012) 

 

Hace años, Zapatero anunciaba los recortes sociales con el silencio de la bancada socialista y la cara de preocupación del propio presidente del Gobierno, preocupación que sintomatizó Zapatero de forma física y visible en sus últimos años de Gobierno. Hoy, la bancada del PP, lejos de eso, aplaudieron y se rieron de la oposición y, entre otras, de miles de personas dependientes a quien van a quitar parte de lo que cobramos para satisfacer sus necesidades básicas. Esta es la derecha que tenemos. Me explico.

 

Naturalmente, si mi amiga Aurelia, mi amigo Carlos o yo mismo miramos a la cara a los señores Diputados y Diputadas del PP, nos dedicarían la mejor sonrisa y nos dirían que esas risas no iban dirigidas a nosotros y nosotras y que la reducción del 15% acordada en el Consejo Territorial con las CC.AA. y el no pagar la Seguridad Social a nuestros familiares lo hacen por el bien del país. Pero, lo realmente cierto es que a esta gente no la importa nuestro país, les importa su país.

 

No les importa que el hijo de Aurelia necesite ayuda para todas las actividades de su vida diaria y lo que para la Sra. Cospedal no es ni una cena ni un vestido, para este niño significa una ayuda vital para sus actividades y tratamientos diarios. No contentos con esto, insultan a mi amiga Aurelia y a miles de madres y algún padre como mi amigo Carlos. Madres y padres que han dado su juventud, su vida y su salud física y mental por cuidar a sus hijos e hijas. Tienen la poca vergüenza de decir que lo hacen para crear empleo y para una mejor atención a la persona dependiente. A esto, aunque resulta obvio, contesto lo siguiente:
Primero. Se está insultando y castigando a quien ha hecho esa labor todos los días de su vida, quizás no con la máxima profesionalidad, pero si con el máximo respeto, cuidado y cariño. Por otra parte, como dependiente debo decir que eso vale mucho más, ya que para ayudar a alguien es mejor conocerle a fondo. No se trata de manipular cargas pesadas, sino personas que tenemos derecho a la intimidad y a la dignidad.

 

Segundo. En cuanto a lo de crear empleo, como bien dice mi amiga Aurelia, ¿qué persona va a trabajar como interna por entre 309 y 520 euros si no es un familiar o un cónyuge de la persona dependiente? Aquí algo no cuadra, o bien no se da la atención adecuada a la persona dependiente, o bien se tendrá que explotar laboralmente a una persona de manera casi esclavista. La persona dependiente se levanta, se viste, desayuna, se asea, come, cena y se acuesta todos los días. Ya veis, tenemos esa “mala costumbre”. En este punto, decir que es mejor tener una ayuda de 24 horas de esta forma, que una atención profesional pero insuficiente.


Solamente se me ocurre una razón para esto. No es otra que crear negocio para las empresas creadas a tal fin, quitando a las familias de en medio. En fin, así cuida el PP a las familias.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.