Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Desde las afueras de Gamonal

(Ed. La Democracia, 02 de abril de 2016)

 

El Pasado 28 de marzo, en la versión digital de El Mundo, apareció un artículo sobre el barrio de Gamonal. Este artículo se centraba en la labor de la asociación Saltando Charcos, (labor de la que, como Diplomado en Educación Social, ya había oído hablar), pintando este barrio como una especie de Bronx español. Pues bien, esto no solamente es falso, sino también un infantil y pretencioso intento neoliberal de imitar al mundo anglosajón. Me explico.

            Primeramente, tengo que aclarar que yo no soy vecino de Gamonal, aunque nací allí hace casi 40 años. Pero, aunque actualmente vivo un poco antes del cuartelillo de la Guardia Civil, el cuartel del ejército y el edificio de la Telefónica, me siento más identificado con la otra orilla.

 

Realmente, como persona con discapacidad, me siento más inseguro con aquellas personas que dicen que ellas no son de Gamonal aunque vivan a cuatro pasos, que en propio barrio. Esto es así, por lo que yo llamaría “la paradoja provinciana”. Por alguna extraña razón, aunque la personas que viven en Gamonal procede de la provincia de Burgos y el propio barrio era un pueblo, se merecen más el calificativo de ciudadanía que el resto de ciudadanía o mejor dicho vecindad de Burgos. Y es que, como persona con discapacidad, me da mucha seguridad que la gente no salga corriendo cuando les pido ayuda, o me miren como si fuese un marciano, por ejemplo.

 

Por otro lado, resulta evidente que el fin de este artículo intenta ignorar el trasfondo de formación y lucha política del barrio de Gamonal, para caer en el amarillismo, (normal en este medio), para hablarnos de “rebeldes sin causa”, que logran superarse y descubrir una “mejor versión de sí mismos/as”. Muy infantil, americano y neoliberal todo. Pues muy al contrario, estas personas ya son su mejor versión y lo que buscan es unos mejores servicios y una vida más digna para todo su barrio, cosa que al resto de Burgos les suele sonar a chino con su cabeza agachada, su ganas de criticar al prójimo y su individualismo interesado.

 

Por todo ello, creo que esta vez, como otras muchas veces, El Mundo se ha extralimitado en su amarillismo crónico sin pensar esta vez que Burgos es muy pequeño, todo se sabe y una mentira tan grande no cuela.

 

Dicho esto, espero y deseo que el modelo de Gamonal se exporte a toda la ciudad de Burgos. A mí me enorgullece decir que soy de las afueras de Gamonal.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.