Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Aprendiendo a luchar

Ed. Publicoscopia, 11 de marzo de 2015.

 

En mis casi 20 años de militancia, política y social, hay algo que creo que he aprendido bien en estos años, la lucha se debe hacer dentro y fuera de las instituciones y suprimir uno de los dos campos, en mi opinión, es un grave error. Pues bien, parece ser que está de moda no querer ver esto. También en la discapacidad. Me explico.

Es cierto que milito en un partido político. Lo hago ya que tengo unas ideas políticas y no otras y porque creo que la política institucional también es una herramienta política válida en todo sistema político conocido, en este caso, la democracia representativa de partidos y economía de mercado. Pues bien, creo que estando en este sistema es muy útil militar en un partido si realmente quiero mejorar la situación de las personas con discapacidad y dependientes.

Mi paradigma político es el Socialismo Democrático, ya que creo que ninguna ideología responde mejor a las necesidades de las personas con discapacidad, ya que el nacionalcatolicismo nos ve como castigo divino digno de compasión, el fascismo y el nazismo nos ve como escoria humana, el neoliberalismo nos ve como negocio a privatizar y carga social inútil, el comunismo o marxismo-leninismo nos ve como carga ociosa y/o peligrosa o lumpen y el anarquismo nos deja en manos de la solidaridad individual, sin que exista un Estado que vele por nuestros derechos de forma coercitiva. Así que me quedé con el Socialismo Democrático, con un keinesianismo algo más radicalizado quizás, al estilo europeo o latinoamericano. A la bestia hay que tenerla controlada y supeditada al Ser Humano.

Dicho esto, tengo que decir que no ejerzo ningún cargo público dentro de mi partido y por lo tanto, no veo ni un solo euro de la política institucional o de partido, excepto las dietas por viajes que realizo debido a mi cargo orgánico. Tampoco se puede decir que pertenezca a la clase política ya que mi cargo apenas tiene poder, aunque me permita aconsejar a mis compañeras y compañeros en las instituciones.

Por todo ello, cuando en las redes sociales se dirigen a mí como político, no puedo más que esbozar una sonrisa de hastío y pensar: Me tocó. Mientras esto ocurre me culpan de todos los males de la política institucional y abogan por la “nueva política”, que no es más que una especie de anarquismo ambigüo que, en el mejor de los casos juega con la ilusión de mi gente y en el peor hace en el caldo gordo a la derecha. En ese momento, es cuando ya el hastío deja paso a la compasión ya que, aunque poco me he asomado a la política institucional y puedo ver lo ingenuo de sus palabras.

En fin. Yo seguiré trabajando de forma realista por todo mi colectivo.

 

 

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.