Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

El socialismo de la palabra

Ed. Publicoscopia, 24 de febrero de 2015

 

Parece ser que mi partido está cambiando su imagen, tiempos nuevos se repite insistentemente. Parece ser que, como pasó de otro modo en 1982 con Felipe, esos tiempos nuevos vienen acompañados de belleza de pasarela y líneas suaves y estilizadas. Sinceramente, yo me quedo con el socialismo de las palabras, los escritos, las ideas y los charcos de sudor en la camisa. Me explico.

 

 

En 1982, un atractivo Felipe, según los gustos de las mujeres de la época, llegaba al poder entre gritos de ¡guapo, guapo! Años después, con un estupendo juego de luces y su carisma consiguió cambios impensables en el socialismo español, cambios como la entrada en la OTAN o la renuncia al marxismo.

 

Ahora la consigna es no asustar, dar buena imagen y dejarse llevar por los tiempos nuevos. De ese modo, cambiamos el rojo de nuestro logotipo por un fondo blanco con letras negras y finas líneas rojas y nos preocupamos por nuestra imagen para que esa sea bella dinámica y atractiva, llegando en países como Polonia a reclutar dirigentes directamente de las pasarelas.

 

Pues bien, por convicción y por la cuenta que me trae como persona con discapacidad, yo aún creo en la fuerza del trabajo intelectual, de las ideas y de los símbolos. Quizás alguien que lea esto no lo sepa, pero el logo oficial del PSOE era un libro sobre un yunque, simbolizando la unión indivisible del trabajo intelectual y físico para la creación de una nueva sociedad más justa, libre e igualitaria. Quizás este logo, se podría haber cambiado por algo más propio del s.XXI, pero no eliminar el simbolismo de nuestro logo.

 

Por otro lado, una de las formas de actuación principales del socialismo es la pedagogía política, se debe concienciar y educar al pueblo, dar de comer a su cuerpo y a su intelecto, espolear su curiosidad y dar una salida digna y positiva a su rabia. El aprendizaje y la educación significativa, al menos desde el punto de vista de Paulo Freire, se refiere a que la persona pueda aplicar a su vida diaria lo aprendido, pero a su vida real, no imaginaria o televisiva. Hay que conectar con los problemas de la gente, no con sus formas de evasión de los mismos. No debemos echar un filete a un montón de basura, debemos poner una mesa digna.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.