Víctor Villar Epifanio
Víctor Villar Epifanio

Malas compañías

Ed. Publicoscopia, 1 de abril de 2015.

 

En política social, en políticas sobre discapacidad, ya no todo vale, no todo es inocuo, no se trata de hacer el bien sin mirar a quien, no se trata de hacer obras benéficas a mil euros el cubierto como en tierras de ultramar. Y en el caso de la discapacidad, no toda representatividad vale. Me explico.

 

Ya tiré de las orejas en su día a Luís Cayo, por impulsar una ILP (Iniciativa Legislativa Popular) que pide un copago “no confiscatorio” en materia de Dependencia. Criticaba yo que la organización que se suponía que debía velar por nuestros derechos como colectivo, pidiera un copago “justo”, abogaba por el no copago de ningún tipo en materia de Dependencia y acababa pidiendo la dimisión de Luis Cayo por no cumplir con la tarea que se le había encomendado. Esta columna, en vez de hacer reflexionar al Sr. Cayo, o que diera explicaciones, hizo que a mí y a varias personas y organizaciones de personas con discapacidad y dependientes, el Sr. Cayo nos bloquease en la red social Twitter. En fin.

 

Pero cual es mi sorpresa cuando veo que mi Secretario General, Pedro Sanchez, aparece posando mientras firma sonriente esa misma ILP en el Twitter del CERMI. Esto lo hizo contra la opinión de la Coordinadora Estatal de Plataformas en Defensa de la Ley de Dependencia y de la UPADD (Unidad Progresista de Apoyo a la Dependencia y la Discapacidad), dos organizaciones dirigidas por militantes del PSOE. Pero, ¿por qué hizo esto? Puede ser por dos razones: Simple desconocimiento o rentabilidad electoral.

 

Si lo miramos con buenos ojos, puede que Pedro Sanchez simplemente pensase que si lo dice la organización que supuestamente representa a todas las asociaciones, el CERMI, esta es la organización más autorizada. Pero, si es así, lo que no se si sabe el compañero Pedro es que esta representatividad es nominal, se limita a agrupar personalidades jurídicas de asociaciones asistenciales sin apenas participación activa de las personas con discapacidad y dependientes, siendo cada vez más representativas organizaciones como la Coordinadora de Plataformas o la UPADD, formadas por personas con discapacidad y dependientes, sus familias y profesionales, organizadas en primera persona.

 

Si lo hace por electoralismo, también se equivoca Pedro ya que por lo anteriormente dicho, más votos supone apoyar a la Coordinadora de Plataformas y la UPADD que al CERMI. Esto es así por su mayor cercanía con las personas y la cada vez mayor presencia social y mediática a nivel popular.

 

Pero lo más importante es el factor ideológico. Nuestro partido, un partido socialista, no puede aceptar ningún copago, por mucho que lo diga un supuesto Lobby social. Como he dicho muchas veces, las políticas sobre discapacidad y dependencia no son apolíticas, tienen su ideología. ¿Es que vamos a cambiar de paradigmas ideológicos? Espero que no.

Actualidad

¡Texto! Puede insertar contenido, moverlo, copiarlo o eliminarlo.

 

 

Víctor Villar Epifanio

Crea tu insignia
Víctor Villar Epifanio

Promociona también tu página
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Víctor Villar Epifanio

Página web creada con 1&1 Mi Web.